Concluye el proyecto “Fortalecimiento y ampliación de la atención en el ámbito de la salud mental y discapacidad en Mahotas (Mozambique) en el contexto de COVID-19” , realizado con el financiamiento de la AECID

Imagen 2

La Fundación Benito Menni desde el año 2004 viene impulsado diversos proyectos de cooperación internacional al desarrollo, específicamente en la prevención y/o mejora en salud mental, educación y en materia de discapacidad; permitiendo de esta manera contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), establecidos en la Agenda 2030; especialmente la meta 3.4 “para el 2030… promover la salud mental y el bienestar”. Asimismo, para el desarrollo de las actividades en los países que tiene presencia la Fundación, esta tiene como socio local a la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, quienes desde 1959 desempeñan labores de asistencia en Mozambique y, están a cargo del Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS) de Mahotas, en Maputo, inaugurado en 1998. 

Gracias al financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en febrero de 2021 se comenzó a desarrollar el proyecto “Fortalecimiento y ampliación de la atención en el ámbito de la salud mental y discapacidad en Mahotas (Mozambique) en el contexto de COVID-19”, cuyo objetivo general es que niños, niñas, jóvenes y adultos con enfermedades de salud mental y/o discapacidad inicien o continúen recibiendo en el CRPS atención sanitaria y de rehabilitación bajo el contexto de la pandemia de COVID 19.

Imagen 1

Mozambique es considerado como uno de los Países Menos Adelantados según la clasificación de Naciones Unidas, ocupando el puesto 180 sobre 189 países considerados con respecto al IDH, el cual es de apenas 0,446. Mozambique es un país muy afectado por la pobreza con un 54% de la población que vive en la pobreza absoluta, tiene instalaciones inadecuadas en su sistema de salud pública. Históricamente, la salud mental no ha recibido por parte de los gobiernos y de los organismos supranacionales la atención que merece. Mozambique ha cambiado gradualmente su actuación sobre la salud mental desde una atención centrada en la hospitalización a largo plazo hacia un enfoque centrado en la atención primaria y comunitaria, sin embargo, el país no cuenta con los recursos institucionales ni monetarios necesarios para brindar una atención de calidad. Esta situación se ha visto deteriorada a consecuencia de la pandemia del COVID-19, pues se cerraron establecimientos de salud o en su defecto por la reducción en el servicio de salud mental, dejando en vulnerabilidad a la población que cuenta con esta característica. Es por esto que el proyecto que se está implementando ha adquirido especial relevancia ya que busca garantizar el derecho a la salud tanto de población adulta como niños/as de Maputo y alrededores brindándole el tratamiento que necesitan para que puedan integrarse plenamente en la sociedad y en sus familias. Particularmente ante el contexto de la pandemia de Covid-19, y a la interrupción de parte de los servicios debido a las dificultades en ofrecer una atención en condiciones de seguridad e higiene, se busca poder recuperar la atención, fortaleciendo y equipando los dispositivos existentes a fin que las personas usuarias del CRPS y aquellas que se incorporarán puedan continuar con su atención en salud mental y rehabilitación y con ello puedan continuar también con sus actividades laborales, escolares, sociales, etc. A su vez, se busca generar un impacto en las personas que participan de las acciones de sensibilización, en materia de conocimiento de la enfermedad mental y de discapacidad para luchar contra la discriminación de las personas que experimentan esas condiciones y/o trastornos. El proyecto tendrá un impacto positivo en las familias de las personas con trastornos de salud mental y/o discapacidad ya que contribuirá a una mejora de la integración socio-familiar, así como tendrá un impacto positivo en los trabajadores y trabajadoras del Centro así como del personal adscrito al proyecto ya que podrán trabajar en condiciones de seguridad e higiene especialmente relevante en el contexto de la pandemia de Covid-19.

Imagen 3

En este marco, gracias a este proyecto, que está llegando a su fin se han logrado entre otros los siguientes resultados: 

- Se logró garantizar y fortalecer las consultas y las visitas a domicilio de terapia ocupacional psiquiatría, psiquiatría infantil, terapia del habla, psicología adoptando medidas de protección frente al Covid-19
- Se logró garantizar la entrega de medicación especializada para los pacientes con indicación para su tratamiento.
- Se logró equipar la sala fisioterapia con material especializado e inaugurarla oficialmente contando con la habilitación expedida para tal fin.
- Se logró sensibilizar a pacientes, familiares y a la sociedad en general acerca de temáticas de prevención y atención en salud mental mediante sesiones de formación en la radio, presenciales y virtuales, tratándose diversos temas como el consumo problemático, el suicidio, la integración de personas con discapacidad mental entre otras.

Imagen 4

Actualmente se está desarrollando una evaluación externa del proyecto, para conocer el impacto y poder extraer lecciones y buenas prácticas para el desarrollo de buenas prácticas.

 

 

Tú tambien puedes

Colaborar

Descubre como >>

Coloquio virtual: El modelo comunitario en salud mental
Laudato Sí, 2020
Hermanas Hospitalarias en Douala
Desde Mahotas, Voluntariado "Color esperanza"
Integración de Valor e Ilusión
Senderos de Dignidad
De Corazón a Corazón
Un Corazón Sin Fronteras
Un Compromiso con la Salud Mental
La Vida Sale al Encuentro
©2022 Fundación Benito Menni.